Casa de pueblo

Título

Casa de pueblo

Proyecto de reforma de una casa de pueblo. 

reforma casa de pueblo
reforma casa de pueblo
reforma casa de pueblo
reforma casa de pueblo
reforma casa de pueblo
reforma casa de pueblo
reforma casa de pueblo
reforma casa de pueblo
reforma casa de pueblo
reforma casa de pueblo
reforma casa de pueblo
reforma casa de pueblo
reforma casa de pueblo
reforma casa de pueblo

En esta casa de un pueblo de Valencia se intervino para repararla y darle una nueva vida.

La  vivienda consta de una distribución ascendente típica de pueblo. Entrada a cota 0, primera planta destinada a zonas comunes y una segunda planta donde se ubican los dormitorios y la terraza.

En la fachada se respetó su esencia tradicional de casa de pueblo, y se restauró pero con un aspecto mucho más actual, dando lugar a una fusión entre pasado y presente mediante la pintura gris y negra, contrastada con la madera original de sus puertas y ventanas.

Se derribó toda la planta alta para crear una nueva distribución. Inicialmente la casa tenía una distribución encadenada que entorpecía la ventilación y la iluminación, una típica casa de pueblo ubicada entre dos edificios, con una parcela muy profunda y estrecha. Tras la reforma pasó de ser un espacio encadenado a un espacio común abierto y fluido, con mayor entrada de luz natural, y ahora práctico y funcional, conectado entre sí. Nada más entrar percibimos un gran espacio comedor para disfrutar con toda la familia y amigos, con la cocina integrada, siendo esta zona la conexión entre todos los espacios de la planta. El comedor limita con el salón con dos grandes puertas correderas hechas a medida, y la cocina limita con otro gran espacio donde se ubica el lavadero y una espacio amplio y diáfano para fines comunes, como estudio, zona de juegos para los niños, etc. Cuenta también con un aseo realizado para la comodidad de esta planta de 20m de largo destinada al uso común.

La cocina es una pieza fundamental de la casa, ubicada en la zona central de la planta. Se realizó un lucernario para generar luz natural directa. Se creó una isleta de 3m de largo que genera cierta separación  con el comedor, dándole el uso de barra para desayunos y permitiendo una relación directa con tus invitados en el momento de cocinar etc, además de proporcionar una gran zona de trabajo y almacenaje. Para integrar la cocina se optó por un suelo porcelánico imitación madera para generar continuidad en toda la planta; un suelo apto para cocinas y baños y al mismo tiempo que aporta calidez. Se escogieron los colores de los acabados de la cocina neutros y atemporales y que tuvieran una relación con el resto del espacio, así como se evitó alicatar y no romper la continuidad visual de las paredes. Los electrodomésticos se pusieron blancos para integrarlos en el mobiliario. Sus puertas laminadas sin uñero permiten líneas sencillas y minimalistas que potencian la idea de integración en el entorno.